sábado, 3 de enero de 2009

Crónicas desde Túnez: Bizerte

Llegó el día en que se acabó el gas... y nos fuimos de Tabarka.

Podíamos haber intentado ir en autobús hasta Bizerte para comprarlo, pero llevábamos tres semanas en Tabarka y no nos pareció mal volver a desplegar las velas y buscar otro puerto.

Nuestra intención es estar el invierno más o menos tranquilos en un mismo lugar para ir acabando el barnizado del interior, la instalación de las luces, el tapizado de los sofás... pero está claro que tenemos un no-sé-qué nómada que nos empuja de un sitio a otro!!!!


Por la mañana pagamos nuestra estancia y avisamos a la Garde Nacional de nuestra intención de partir: todo a punto

----------------------------------------------------------------------------------------------
Los precios del puerto de Tabarka son los más económicos que hemos encontrado en Túnez. A pesar de que las guías hablan de amarres para 70 veleros, lo cierto es que no hay muertos y los barcos se sitúan junto al muelle directamente y se abarloan hasta de cuatro en cuatro. La mayoría son pesqueros locales y barcos dedicados a llevar a los turistas a bucear.

Para nuestro velero (13,44m) el precio que nos dieron era de 59 dinnares por semana (al cambio del momento 35,4€); por un mes completo 179 dinnares, 107€; todo ello en temporada baja.

Sin embargo al ir a pagar nos dijeron que el agua y la electricidad se pagaba a parte y que el importe de un mes era de 45 dinnares por cada consumo. (90 dinnares, 54€). Es una práctica habitual en Túnez por lo que al informarse del precio de una estancia conviene preguntar por agua y luz.

Las duchas –que no estaban estupendamente limpias pero se podían utilizar y tenían abundante agua caliente- se pagaban a razón de 1 dinnar por uso.

Aun así es posible estar un mes por 180€ aprox.

----------------------------------------------------------------------------------------------

La previsión del tiempo era buena para los siguientes 3 días, con vientos entre 10 y 20 nudos... sin embargo no encontramos de una brizna de ese viento que anunciaban todas las páginas web meteorológicas que consultamos y tocó ir a motor!!!!!

La primera misión fue repostar gasoil y de ahí abandonamos el puerto.

El olor del gasoil era mucho más fuerte que el que se utiliza en Europa... para mí era un olor bastante insoportable.

Si a eso le sumamos que en la bahía había bastantes olas cruzadas y el barco se movía un poco para todos sitios... ME MAREÉ.

Todo lo que no me había pasado en el primer viaje pese a las tormentas me pasó apenas 5 minutos después de dejar Tabarka.
Me olvidé de que hay que vomitar a sotavento, me olvidé de que no debía asomarme por la borda sin la línea de vida...
Me pasé el día en la cama y decidimos que no íbamos directos a Monastir. Haríamos noche en Bizerte.





Llegamos a Bizerte, después de la que supongo una navegación tranquila de la que yo no me enteré, alrededor de las 10 de la noche. Nos instalaron en un pantalán flotante a la entrada del puerto y los trámites fueron rápidos. Nos dio tiempo de buscar un sitio de comida rápida para cenar algo.









El día amaneció con sol.
En el pantalán de aduanas había un barco austriaco que había tenido problemas serios navegando: el génova estaba completamente rasgado y la escotilla de proa había desaparecido y sacaban el agua a cubos, tenían las velas en el pantalán, montones de ropa secándose al sol, los colchones en cubierta... Eran tres tripulantes con pocas ganas de conversación y mucho trabajo!!!

Pasamos el día paseando por Bizerte. Nos gustó la ciudad amurallada, el puerto de pescadores, los mercados, las calles más amplias y con mucha actividad... nos pareció que tampoco era mal sitio para pasar un mes, trabajar y conocer con tranquilidad la zona.













Fuimos a capitanía para solicitar amarre para un mes y nos dijeron que era imposible. Es un puerto con mala protección cuando el viento es del Norte y todo apunta a que habían tenido problemas graves con alguna tormenta reciente y no admitían más veleros a pesar de que veíamos algún espacio disponible.

Tras nosotros llegó el capitán del velero austriaco. A todos los problemas que podían verse a simple vista, había que sumar que tenía el motor averiado. Necesitaba amarre para el tiempo que tardara en ir a su país, conseguir los repuestos y regresar. Se lo negaron y le dijeron que podía quedarse en el pantalán de aduanas (completamente expuesto al viento) bajo su propia responsabilidad o dejar el puerto. Vimos que no valía la pena insistir, si finalmente se conseguía una plaza para quedarse debía ser para el velero con problemas, así que pagamos dos noches y nos fuimos a dormir temprano para salir el día siguiente hacia Monastir.

En vista de que podíamos encontrarnos con puertos llenos, consultamos por Internet Hammamet, Al Kantaoui y Monastir, anotamos los teléfonos y llamamos para solicitar amarre. En Monastir nos dijeron que no había problema...

Atrás dejábamos el faro de Bizerte con ganas de haberle dedicado más tiempo a esta ciudad pero, eso sí, con dos botellas de gas llenas!!!!





5 comentarios:

liberty dijo...

Me encanta leerte Silvia, me llega hasta el olor a mar con tus palabras.........ojala algún día siga tu estela, para vivir mi sueño.

Bsss también para Johan.

Pepa

Anónimo dijo...

silvia el rasra tu compañero de pantalan os echa de menos y se alegra por lo que cuentas y por saver que estais bien

Anónimo dijo...

Un consejillo: yo he vivido tres años en tunez y os aseguro que una propinilla abre muchas puertas y consigue amarre alli donde no lo hay.
Visitad las islas Kerkenah y Djerba. La zona del Cap Bon es preciosa.
Si podeis tambien Panteleria y Lampedusa (Italia pero al aldo de Tunez)
Buena travesia y buen viento.

Lluís
lluisbayo@hotmail.com

Nautijorge dijo...

Salam de nuevo, Silvia y Johan.
Supongo que os encontráis ya en Port de Plaisance de Monastir, en pleno "cuello" del Mediterráneo.
Espero que hayáis tenido buena travesía y tengáis buena estancia por esas tierras de "infieles" ;-)
No sé si tenéis internet a bordo o dependéis de los ciber, en cualquier caso, si no lo utilizáis ya, os recomiendo un programa de descarga gratuita para la meteo que merece la pena, al margen de lo que ya miréis, es (grib.us)
Feliz año nuevo y salut.
Besos y abrazos

quintana_fraest dijo...

Este verano estuve recoriendo durante dos meses con un velero Bavaria 42 la isla de Cerdeña , Sicilia las Islas jónicas , recorrimos todo el Peloponeso por abajo y volvimos pasando por Atenas y el estrecho de Corinto. Si ahora o mas adelante se os ocurre alguna pregunta estaré encantado de responderos . Buen viage