martes, 27 de septiembre de 2011

Rumbo a la Graciosa 4.

27 de Septiembre.
20:30 h (una hora menos en Canarias, y en nuestros relojes)
Millas navegadas: 531 (nos faltan 92 para llegar)

Llevamos más de 28 horas a vela, ahora mismo con dos rizos y casi siempre por encima de los 6 nudos. Hay más viento que el que anunciaban los partes que consultamos al salir, pero nada preocupante, un placer de navegación.

Hemos tenido que hacer algún bordo pero ahora vamos rumbo directo y las millas van pasando rapidito bajo la quilla.

Si todo va bien esta será la ultima noche de guardias.

Todo discurre tranquilo y es cierto que hoy empezamos a estar más cómodos y con ganas de hacer cosas... todos decían que necesitas unos días para aclimatar y parece cierto.
De momento Johan sí ha hecho cosillas en el barco, yo me he leído dos libros y ya estoy empezando el tercero (muy productiva no resulto).

Bueno, pues os dejo mientras Alea disfruta del viento y nosotros de la puesta de sol; me voy a preparar la cena. Por cierto, después de tres días comiendo atún hoy hemos dejado descansar la caña!.

3 comentarios:

OSCAR dijo...

Bienvenidos a Las Afortunadas (aunque ahora me encuentro por Asia).
En La Graciosa podéis fondear en la playa del Francés, un sitio másgico siempre que no venga temporal del sur.
Jajaja, me suena lo de amanecer con calamares en cubierta, menos mal que lo has escrito porque hay gente que no me creía.
Silvia, te mandaré un correo para que me amplíes información sobre una plaza para cruzar el charco.
Un saludo y buena proa.
Oscar
www.unbilletedeida.blogspot.com

RALIP.V dijo...

Buena prueba, yo tengo la buena costumbre de sumarle el IVA a la meteo y no suele fallar. Os caeran tambien peces voladores y se os posaran algun que otro pajaro. Un abrazo. Fernando

Luismi dijo...

Saluden a Jose del bar EL Veril. Alli podrán ver una pequeña foto de unos amigos de Tenerife, que dieron la vuelta al mundo en el Itaparica, por etapas, y que yo tuve la suerte de conocer ahí en La Graciosa.
Van directos al paraíso. Unos pescaditos en la terraza del teleclub. Que envidia me dan.
Un saludo.