domingo, 5 de abril de 2009

Malta. Curiosidades y precios

Acabamos de dejar Malta y prometo escribir prontito una crónica de nuestra navegación a tierras italianas, de lo loco que está el tiempo este invierno, de las predicciones meteorológicas imposibles, de nuestro fondeo... pero no me quiero despedir las crónicas maltesas (que como habéis visto en materia turística han sido de muy poca sustancia) sin comentaros un par de curiosidades y daros los datos de la marina.

Ahí van para empezar algunas cosas que me han encantado de Malta

Sus autobuses. Son famosos, hay libros turísticos que se ocupan sólo del tema, son encantadores... pero funcionan tal y como uno se imagina al ver su aspecto casi centenario: lentos (cogimos uno que alcanzó una velocidad punta de 35 Km/h) , un tanto difíciles en la conducción según se puede deducir en la cara y en los gestos de los chóferes!


La segunda es que la mayoría de casas -por lo menos en el barrio de Msida donde está la marina y por donde nos hemos movido habitualmente- tienen, en lugar del número convencional, un letrero personalizado. Es sorprendente porque no se trata de un pueblito sino de una zona amplia y muy habitada.

Esos letreros han hecho que mis caminos hasta el super (el Lidl está a unos 30 minutos de dónde teníamos amarrado el barco) se hicieran distraídos, cada día buscaba una ruta nueva para ver más nombres, más modelos de rótulos:
los hay sencillos, adornados, barrocos, para casas individuales, para fincas de pisos, para garajes...


Por cierto, hacer estas fotos nos ha llevado a poder charlar con varias personas, todas mujeres, que al vernos fotografiando algo que para ellas era tan cotidiano, se paraban a preguntarnos qué hacíamos, de dónde éramos... y que a su vez contestaban sin reparos a nuestras preguntas. A veces una cámara de fotos puede ser un buen instrumento para romper el hielo que nos separa a los turistas de los habitantes, a los de aquí de los de allá!










La tercera de las cosas que me ha encantado del barrio de Msida ha sido la arquitectura de sus casas. Una misma fachada cien veces repetida y cien veces distinta.







En su mayoría están en un estado de abandono lamentable. Casas preciosas, con vistas al puerto, en un barrio agradable... y que se caen a trozos. Tal vez estén esperando que la ruina sea total para dejarlas caer y construir en su lugar edificios "modernos" que le harán perder a la ciudad su personalidad!







Sin embargo, cada día, en alguna esquina, te sorprende una casa rehabilitada





con simpatía



con estilo...


Malta es mucho, mucho más que lo que os he contado. Podéis buscar información en mil lugares y podéis tomaros unos días para conocerla con vuestros ojos. Nuestra experiencia se acaba aquí.
Podíamos haber terminado las tareas de restauración en Valencia y haber salido con todo el tiempo del mundo para pasear y conocer. Nosotros lo vemos de esta manera: hemos hecho el mismo trabajo y -aunque poquito- hemos podido conocer nuevos lugares y nuevas personas, y sin duda, nos ha valido la pena.
Próximo destino: SICILIA

-----------------------------------------------------------------------------------------
Malta: Marinas y precios


Hemos estado en la marina Msida, la más económica de las tres marinas de Malta. Está muy próxima a Manoel Island que es algo más cara y según nos han explicado es algo más incómoda (hay más mar de fondo y los barcos tienen más "balanceo"). También hay una marina de Camper Nicolson, mucho más céntrica pero más cara!
Manoel Island dispone de más comercio alrededor (bares, tiendas, restaurantes) pero los supermercados grandes están a medio camino entre ambas.

El primer día, convencidos de que la marina estaba en el centro de Veleta, nos fuimos andando hasta el centro... y tardamos casi una hora!!! Lo mejor es coger una autobús (cualquiera de la decena de 60 vale) que te deja en una plaza central de transporte a las puertas de la ciudad (precio del bus 0,46€)
El precio para el Alea (44 pies de eslora) en Msida es de 230€ + IVA (creo que es del 18%) pero si te quedas un mes y una semana, no te cobran un mes y cuarto sino exactamente un mes -más barato- y una semana -más caro- y si te estás un mes, una semana y dos días... pues ya os imagináis! (el precio por día es el más caro de todos). Es algo a tener en cuenta ya que con un mes y medio prácticamente se paga lo mismo que con dos.
Los baños están más que aceptables. Al llegar te dan una llave -previo depósito de 25€- para acceder a los baños y a los pantalanes que permanecen así cerrados al público.

En cuanto al precio de la comida es mucho más caro que en Túnez y yo calculo que alrededor de un 30% más caro que en España...
Tres días en semana venía una furgoneta a la cabeza de los pantalanes a vender frutas y verduras; es cómodo pero el precio es todavía un poquito más caro.
No hemos encontrado ningún mercado central donde fuera fácil comprar productos frescos y hasta donde hemos paseado no hemos visto pescaderías.
Hay dos supermercados (Gala y Lidl) a unos 20 min. y media hora respectivamente de donde teníamos amarrado el barco. Creo que el Lidl es algo más económico pero en Gala hacen reparto a domicilio por lo que es el favorito de la mayoría de los "live a board"
Los precios son muchas veces curiosos porque acaban de adaptarse al euro y todavía traducen literalmente el precio en liras maltesas a la nueva moneda, por lo que los céntimos imposibles en las etiquetas son frecuentes, pero redondeando, se puede comer una pizza por 7€, tomar un capucchino por 1,30€, una cerveza pequeña por 1,30€ y un té por 1,20€. En el centro de Veleta encontramos un bar de tapas a unos precios escandalosos que mejor no pongo aquí!!!

Y hasta aquí nuestro recorrido... los próximos precios serán de pizza con lambrusco. Vayan abriendo el apetito.


2 comentarios:

BlasFT dijo...

Preciosas balconadas y balcones individuales. Todo un acierto que te recrees en ciertos detalles.
(Si pinchas en mi avatar iras también a mi otro "blog" de "Blogger". En realidad es el mismo que el de "La Comunidad").
Un beso.

hola dijo...

Gracis por la info, chicos. Nos servirá en nuestra llegada a Malta.
Disfrutad!

Virgi