lunes, 27 de julio de 2015

Primeros síntomas de congelación

Ya estamos de nuevo en ruta. La estancia en Natales ha sido absolutamente reconfortante. El fondeo en Delano totalmente recomendable, hemos pasado rachas de hasta 50 nudos de casi cualquier dirección y con los cuatro cabos y pegaditos a tierra no nos hemos movido ni un poquito.
El hecho de poder andar y de poder ir a tomar un cafecito con la gente de la piscifactoría también ha ayudado. El poder ir a la ciudad dejando el velero seguro nos ha dado mucha vidilla. El tener un super, un barcito... ¡ver semáforos! no ha estado nada mal por un cambio.
Hemos aprovechado para ir a Argentina a renovar nuestro visado y el próximo sellito ya será en Ushuaia.

Viendo la meteo, se nos presentaba -cual regalo del cielo- una semana de calmas que con suerte, si nos dábamos prisa, si no cambiaba la meteo, nos alcanzaba para saltar el estrecho de Magallanes.

Como siempre, tras ocho días del tirón fondeados sin movernos llegaban las prisas. Salimos de Delano y nos fuimos al muelle de pescadores de Natales a fondear; teníamos que hacer compras, llenar diesel, gas.
Llegamos como a las 17h y pensamos en ir a dejar las botellas de gas a rellenar, pero ¡el motorcito fueraborda no quería arrancar! dos meses de inactividad (vamos a todos sitios remando) lo habían dejado fuera de circulación. En menos de 30 minutos Johan ya lo había hecho funcionar, pero decidimos que al día siguiente haríamos lo que pudiéramos y si no alcanzábamos a salir sería el destino: aprovecharíamos al ventana para ir al glaciar Balmaceda y nos armaríamos de paciencia hasta la siguiente oportunidad (la anterior había sido hacía más de un mes...)
El día siguiente fue estresante bajo una nevada de impresión. Para llenar los tanques de diesel te dan premiso para abarloar al muelle y un camión de la estación de servicio viene hasta ahí pero el procedimiento es el siguiente
1. ir a la gasolinera para ver si el camión está disponible y cuándo

2. ir a capitanía a pedir autorización para llenar combustible; para ello te dan un papel que requiere de tres firmas que han de llegar en un determinado orden
3. conseguir la primera firma: la del muelle de pescadores autorizando nuestro atraque en el muelle
4. conseguir la segunda firma: volver a capitanía para que estampen el sellito
5. conseguir la tercera firma: ¡fácil! la de Johan
6. volver a la gasolinera con todas las firmas para demostrar que lo hemos conseguido y pueden acercarse al muelle
7. correr a la auxiliar, embarcar en el Alea, llevarlo al muelle
8. PONER DIESEL

En fin, que aburrido no es. En el primero de los paseos a la gasolinera aprovechamos para dejar el gas, estaría listo en un par de horas. Tras hacer diesel teníamos que volver a fondear (no nos dejaban usar el muelle un par de horas) y regresamos a bordo para volver con la auxiliar a por las compras, recuperar las botellas de gas y ¡a las 14'30h estábamos listos para salir!
Estrecho de Magallanes: allá que nos vamos

Volvimos a Delano, esta vez sin líneas a tierra, y pasamos una noche tranquila para salir a las 8'30 de la mañana aun sin luz. Dijimos adiós a un fondeo que nos ha cuidado como pocos, a sus increíbles amaneceres




y a nuestro amigo el Martín Pescador


Por la noche habían caído más de 5 cm de nieve y seguía nevando con ganas ¡El medidor de viento no funcionaba! Llegamos a la conclusión de que debía estar lleno de nieve o congelado. Ya habíamos tenido problemas con el regulador del gas que cuando estábamos bajo cero no quería funcionar (Johan ya lo ha solucionado) y lo más preocupante es que hemos leído en el blog del Galactic que más al sur muchas caletas son inaccesible porque están congeladas (en casi todos los buenos fondeos desemboca un río o cae una cascada y el agua dulce se congela) y en alguna ocasión han tenido que quebrar el hielo para sacar los cabos de amarre... tendremos que calcular bien a qué hora queremos llegar a los sitios para tener tiempo de cambiar si la cosa no funciona! Cosas del invierno!




Para dejar atrás Natales no queda más remedio que volver a pasar las angosturas, o White o Kirke. En capitanía nos dijeron que White es más sencilla y además ya la conocíamos pero por los horarios nos resultaba mucho más conveniete Kirke (el paso era a las 12'45 en Kirke, unas 20 millas más al sur -más en nuestra ruta-, a las 13'30 en White pero nos dejaba muy al norte, imposible de llegar a caleta Jaime de día) así que nos fuimos a Kirke.

La literatura avisa de corriente de 9 nudos y es importante llegar con la marea muerta, la última hora la hicimos a penas a 2 nuditos, casi flotando para no llegar antes de tiempo, pero el paso fue terriblemente sencillo (solo hay un paso estrecho, en White hay unos cuantos) con una marea de solo medio nudito... a favor.

el paso más angosto de Kirke
Había un fondeo justo pasada la angostura donde podíamos pasar tranquilos una noche que se anunciaba racheada pero resulta que hace unas semanas un mercante se quedó varado en la zona y hay montones de barcos trabajando para sacarlo del fondo; nuestra pequeña bahía estaba totalmente ocupada y no nos quedaba más que seguir.


Pasamos junto a una de las cascadas más grandes de Patagonia que estaba ¡completamente congelada!


Frío? sí, pero paisajes espectaculares


El plan era llegar a Jaime y llegamos.


El plan era que tendríamos 5 nuditos del Este (la bahía está abierta y mal protegida para esa dirección de viento) pero solo por unas horas rolando al N viento para el que estaríamos totalmente protegidos; el pronóstico también hablaba de rachas de 46 nudos para la noche. Pero los pronósticos no son más que apuestas bien fundadas y a veces no se cumplen, porque cuando llegamos a Jaime los 5 nudos eran en verdad más de 20 y amarrar a los árboles fue una aventura (pero lo dejo para la próxima)

Saludos congelados para todos.

2 comentarios:

Alberto Garfias dijo...

Ay amigos! El tiempo estará mal durante muchos días y no habrá muchas variaciones, vientos de entre 20 y 30 nudos, nieve, etc.
Sinceramente me preocupa que vayáis mas al sur.

Suerte y un abrazo

Rafa Ortiz dijo...

Hola Silvia, hola Johan... me alegra saber de vosotros. Que fotos mas bonitas y que sitios mas alucinantes los que estais visitando.

Seguire babeando leyendo vuestro blog.

Besos y abrazos
Rafa