jueves, 23 de mayo de 2013

un mal día de pesca

Hace unas semanas compartimos unos días a bordo con unos amigos de Holanda. A ella -aunque de entrada nadie lo hubiera dicho- le entusiasmaba pescar. Mucho. No habíamos acabado de afirmar el fondeo que ella ya andaba inventándose algo nuevo que poner al cebo. Porque Consuela era muy imaginativa.
En su opinión los pescados estaban hartos de que los anzuelos los tentaran con sardinas, trozos de pulpo o piel de pollo... los pescados -para picar- necesitaban que se excitara su curiosidad y por eso ella iba probando con galletas rellenas de limón, sandwich de crema de cacahuete, piel de sandía... o un mix de todo lo anterior.
Y no picaban
Ni a la de tres

Pero un día, llegando a la zona conocida como la piscina en Cayos Holandés, el carrete del curry empezó a sonar y a pesar de que estábamos llegando a un paso estrecho y necesitábamos concentración pudimos sacar la pieza.

Era lo más feo que hemos pescado nunca, y lo más escurridizo; era un pez alargado, de un verde... sí, feo, y con una especie de suela de zapato en la cabeza. No nos lo pensamos mucho, lo felicitamos por la suerte de ser tan feo y lo devolvimos al mar.

Después leímos que se trataba de una rémora y que esa "suela de zapato" la utiliza para pegarse a otros peces mayores -normalmente tiburones- y viajar de gratis por el mar. Nuestro libro de peces dice que si pillas algo que no conoces y es feo, mejor no lo comas. Hicimos bien

Pero ya fondeados y mientras Consuela iba probando un cebo compuesto de pan con mantequilla y jamón, vimos un montón de peces dándonos vueltas. Yo tiré u poco de pan duro y se lanzaron a por él así que Johan cogió la otra caña y le puso un pedacito de pan. Yo tiré más pan al tiempo que Johan lanzaba la caña y ¡premio!

Consuela, lo sentimos, pero parece que el problema no está en la originalidad del cebo





Una pieza estupendísima... de  no sabíamos qué pez!
costó lo suyo limpiarlo porque la piel y las espinas eran de armas tomar pero tenía muy buena pinta y prometía estar genial al horno. Pero ante todo somos unos pescadores no muy experimentados y si al curry nos pillamos unas estupendas sierras, barracudas, algún atuncito (en nuestro récord, no habitual hemos llegado a coger unos 40 kg en una semana, pescado que duerme en conservas en las sentinas) no nos comemos nada sin antes cercionarnos que es comestible.
Como no teníamos vecinos de fondeo recurrimos a lo que hay que recurrir: a los libros
Miramos al pez que teníamos en el frigo y que era así


y lo encontramos en el libro, no había duda



y... ¡jo! tragedia (para el pez, para mi planificación de la cena, para todo); un pez ballesta

 

Parecía que el pez era tóxico y nos deshicimos de él. Días después le preguntamos a los kunas y nos dijeron que era un pescado rico y sabroso, desde luego comestible. Más tarde los Cibeles nos confirmaron que ellos habían comido muchas veces.

Ahora estoy doblemente desilusionada: por la pena de haber pescado un pez para después no poder comerlo (no me gusta nada el concepto de pesca deportiva, nosotros pescamos para comer) y porque ya no sé si me tengo que fiar o no de los libros... yo, ¡una bibliotecaria!

Besitos a todos

5 comentarios:

Ricardo dijo...

No es el mismo pez que en el libro! Si te fijas tiene los ojos mucho más atrás. El del libro los tiene al frente.
Así que puedes quedarte tranquila y seguir confiando en los libros. :-)

RALIP.V dijo...

El pez ballesta o gallo en galicia, tiene muchas variedades. Es muy rico se alimenta principalmente de moluscos y erizos. A la sal o barbacoa muy rico, con piel que despues se desprende muy facilmente. Su piel si la pruebas es muy amarga.

V(B)iajero Insatisfecho dijo...

Un pequeño contratiempo. No pasa nada.
Pasa lo mismo con las setas, no siempre los libros dan la información mejor, aunque es conveniente fiarse de ellos.

Cecilia Lopez dijo...

Eso es que lo buscaste en el libro como pez cuando tu lo querias como pescado. ;)
AChuss

Tanya Shree dijo...

Gracias por compartir un post interesante Standard and Poor, seguir posteando, así como un gran trabajo. Agente de viaje india