Páginas

lunes, 29 de octubre de 2012

Amigos

Empiezo de nuevo, pero ya por poco tiempo, con el parte de nuestras andanzas terrestres.
Johan sigue con su recuperación, disciplinado y concienzudo y puesto que es cuestión de tiempo y el fisio nos dijo que en seis semanas la mejoría sería visible; como la única forma de saber cómo va a responder de nuevo a la vida a bordo es volver a embarcar... ¡nos hemos comprado el billete de regreso!
 
Volamos a Panamá el próximo 22 de noviembre, el día que hará cuatro años que empezó esta aventura vital de la que todos sois parte, ahora más que nunca.
 
Cruzamos los dedos para que todo vaya sobre ruedas (o mejor dicho viento en popa) y aprovechamos estos días para ver a los amigos: esa gente que la vida te regala para hacerse a sí misma más plena y enriquecedora, esa familia que uno elige.
 
Ya sabéis, aun nos quedan unos días para vernos por Barcelona si alguien tiene ganas de compartir charla y cervecita... si no ¡nos vemos de nuevo en San Blas!
 
¿Navidades caribeñas?
¡por qué no!
 
Y hablando de amigos: una de las partes menos bueneas de este tipo de vida "errante" es la falta de una red de amigos fija, amigos hay -y muchos- pero no como los estamos disfrutando ahora en tierra. Los amigos del mar son en su mayoría gentes con las que coincides y con las que compartes buenos momentos, o días, a veces inclusio semanas... para despedirte de ellas con un "hasta la próxima, nos vemos en cualquier fondeo", un deseo que nunca sabes si se va a cumplir
 
En San Blas conocimos al velero Mundinho: el holandés y ella brasileña llevan algo más de un año navegando con el hijo de ambos; nos saludaron, los visitamos, nos invitaron a una cervecita y nos contaron que la noche anterior un velero (americano y venezolana) había garreado y ellos habían ayudado a sacarlos del arrecife. Una vez fondeados de nuevo tuvieron la mala suerte de enredar un cabo en la hélice y nuevamente el holandés acudió al rescate.
 
En agradecimiento la tripu del Polaris los había invitado a una barbacoa a la que ellos nos invitaban ahora a nosotros ¿nos animábamos? pues claro que sí.
 
El punto de reunión una mini isla que hay a la entrada de Chichime; los Polaris llevaban pescado al que se sumarían las capturas del Mundinho; la bebida la llevaba cada uno y  nosotros podíamos aportar una ensaladita.
 
Así, en un momento y sin más preámbulos, se organizan cenas y se hacen amigos
 
A la hora acordada, con los últimos retazos de sol, nos encontramos en la mini-isla
 
 


Y cuando digo mini, quiero decir mini, que éramos 8 personas y parecía que hubiera overbooking.

Encendimos el fuego y preparamos los útiles... cuando empezó a subir la marea. ¡con lo pequeña que era nuestra isla corríamos el peligro de quedarnos sin suelo que pisar!

Risas y más risas, concentración en los pocos metros cuadrados que quedaron secos y a barbacoear





La mezcla de idiomas, las ganas de compartir, la charla entretenida. Otra forma de entender una noche de viernes




Pero a la mañana siguiente los Mundinho partían hacia otros fondeos; no los hemos vuelto a ver aunque tenemos su correo y seguro que nos felicitamos las fiestas navideñas; con Maria del Polaris hemos coincidido un par de veces más aunque ella quiere dejar atrás el mar y establecerse en tierra firme.


Después han venido otros amigos, tenemos -desde luego- un núcleo duro de aquellos con quienes coincidimos mucho más (porque hacemos lo posible y lo necesario para coincidir) y conoceremos a nuevas gentes... porque la vida es aquello que te pasa y con quién lo compartes.

Gracias por ser nuestros amigos.

............

aprovechando estos días de parón estoy intentando rellenar aquellas etapas que se quedaron sin crónica en su momento
aquí encontaréis nuestro paso por Las Aves

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias a vosotros, aunque al final no pudo ser compartiendo esa experiencia en vuestro barco, yo pude ver esa pequeñita isla y hacerle varias fotos... cerca está un velero varado y quemado.

Paqui dijo...

Me acuerdo perfectamente de la islita y la inolvidable cena, ya que tuve el honor de ser invitada a compartirla con todos vosotros. Maravillosa experiencia !!!

silvia dijo...

Un besazo Antonio, esperamos coincidir en otras aguas, en otra fecha. Paqui... ¡qué bien nos lo pasamos!

Palo-Palo dijo...

Hola Silvia, os sigo a través de vuestro blog y como no, en La Taberna del Puerto!!!
He leido que coincidisteis con el Mundinho, ¿sabes si tienen web o blog?
Suerte con esta nueva etapa.
Pablo

Pablo dijo...

Hola Silvia, empece a seguir tu blog y estoy encantando..trate de comenzar desde que salieron y seguirlo cronologicamente..pero no me pude resistir a la tentación de ver por donde andan ahora. (Pronta recuperación a Jhoan). Con mi mujer somos bichos de tierras que nos estamos queriendo volver al menos anfibios ;). Esperamos verlos pronto por Buenos Aires.