martes, 12 de abril de 2016

Arrancamos de nuevo

7 de abril

      El despestador suena a las 7'30 justo con la primera luz; desde el fondeo se puede ver el canal con los prismáticos. A los 5 minutos estamos durmiendo otra vez: sigue soplando norte.

      A las 9'30, después del desayuno, volvemos a otear y parece que por lo menos podemos intentarlo. Empezamos a desenmarañarnos de los cabos que nos atan a tierra (parece que estamos cosidos), uno de ellos parece que se ha fusionado con el tronco y no se quiere despegar. Hasta las 11'30 no estamos en el canal, lo bueno es que hemos dado tiempo al viento a girar al W.

Ciao caleta Welcome
Empezamos más o menos bien y el día va mejorando casi hasta el infinito. Yeahhhh!!! ya nos tocaba. Tenemos unas 10 millas en que el viento nos entra de aleta: génova y mayor y a ratos pasamos de 7 nudos, sí, sí, sí... ya pensábamos que algo nos pasaba que íbamos como arrastrándonos. Hoy ni la corriente ni el viento nos paran. El ángulo no es el mejor -ceñimos a rabiar- pero las olas son más largas que otros días. Pegaditos a la costa como hemos aprendido de los pescadores vamos todo el día por encima de los 5 nudos.

Rumbo norte!!! por fin
 Eso sí, el tiempo patagónicamente cambiante: nos ha llovido 5 veces, granizado otras tantas, hemos tenido sol radiante, rachas que nos han tumbado y calmas inexplicables.Además hemos visto una ballena.

Ya con sol habría sido la bomba... pero el día ha estado genial
A las 18h decidimos que navegar en la noche tal vez sea tentar a la suerte y que nos hemos ganado un descanso.
Entramos en caleta Balandra (51°42'5 S 073°59'2 W) un laguito al que se llega por un paso angosto y donde no sopla ni una brizna de viento. Bello, no se puede decir más.



Nos vamos a dormir la mar de felices.

8 de abril

       El despestador suena a las 7'00h. Llueve a mares. Media vuelta y a seguir soñando. A las 8'15h el agua deja de repiquetear en la cubierta y nos levantamos; el día está gris pero se anuncia con no demasiado viento, no del mejor ángulo, pero flojito. Hay que aprovechar.


Pensamos salir rápido porque no hay cabos que recoger pero con el ancla levantamos tonelada y media de algas y nos lleva un rato librarnos de ellas.

Ya en el canal el viento -bastante más del previsto- nos entra de 30° y nos obliga a apoyarnos en el motor. La mitad del día la vamos a hacer con corriente en contra pero vamos avanzando a un ritmo razonablemente bueno. No para de llover y hace un frío que para qué. Supongo que podría ser peor. Tenemos todavía por delante tres buenos días, si seguimos así vamos a dar un buen mordisco a la ruta!   El objetivo de hoy es llegar al final del Canal Sarmiento, echar el ancla en Puerto Bueno (50°59'4S 074° 1'5W).

Los días como hoy -nublados y grises- hacemos “turnos de descanso” y mucho rato sólo uno de nosotros está en la bañera controlado mientras el otro lee o dormita o cocina abajo.



      Entre esto y aquello nos cae la noche encima pero hemos decidido llegar a la meta y quedarnos en el fondeo menos protegido, justo detrás del faro y no entrar a la laguna interior, no hay que tentar a la suerte y nos basta con hacerlo fácil. La noche se presenta tranquila y madrugaremos. A dormir!



9 de abril.

      La primera decisión del día es qué ruta seguir. Podemos optar por el canal Pitt por donde bajamos o por la angostura Guía que nos lleva al canal Concepción -muy ancho-. Como la meteo nos sigue dando unos 5/8 nudos y poco más elegimos la angostura que no la conocemos.



Aunque llegamos con la marea en contra no es tan fiera como la pintan las guías y además es un paso muy chiquito así que pasamos despacio pero bien y ¡guau! el paisaje es alucinante: las montañas altas nos rodean y como no hay viento el agua está como un plato, parece que estamos en un gran lago, ¿estaremos navegando en el Titicaca?

Angostura Guía, calma chicha, corriente aceptabla

Ya del otro lado de la angostura... como navegar en un gran lago entre las nubes ¡genial!
El sol brilla y hace que todo sea más intenso. Hoy no hay “turnos de descanso”, ninguno quiere perderse nada. Además avanzamos fenomenal y parece que llegaremos más lejos de lo previsto. 




A las 18h estamos a la altura de caleta Hugh (50°24'9S 074° 27'8W) y decidimos parar. 

Cae la tarde. Espectáculo de luces y colores
También hay una bahía fácil nada más entrar y una laguna interior; nos vamos a la laguna. Echamos el ancla en 6 metros y doblamos un cabo en popa para poder salir más rápido. ¿Por qué nadie nos dijo que ESTE fondeo era TAN bonito? El silencio solo lo rompe el trinar de los pájaros, el sol se pone y tiñe de oro las montañas, el agua es como un espejo en el que salta un pez.


      He decidido que quiero quedarme a vivir aquí, aquí mismo. Johan dice que bien, pero que si queremos llegar a Puerto Montt mi decisión puede suponer un pequeño problema. Lo sopeso seriamente: ya veo el rinconcito donde montar una chocita, el lugar de la barbacoa...

      Después de un vinito y una pizza, disfrutamos un buen rato viendo millones de estrellas que pueblan la noche y ponemos el despestardor a las 7'30h (la realidad a veces se come mis sueños locos, qué le vamos a hacer, seguimos hacia Puerto Montt).

-----
At 11/04/2016 19:56 (utc) our position was 49°23.13'S 074°24.46'W

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No son sueños locos, Silvia, yo estoy en trámites para comprar un terrenito cerca de Puerto Cisnes, ya tengo presupuestada una casa de madera con todos lo necesario... y a vivir... rodeado de lagos, montañas de verdadero bosque, tranquilidad, paseos... y económico si uno se quita de lujos innecesarios.
Saludos.

joaquin verdeguer garcia dijo...

Cuando os leo, cierro los ojos y estoy ahí, oliendo a tierra mojada, pinos y algas. Incluso algunas veces siento las gotas de lluvia en el rostro...