miércoles, 15 de diciembre de 2010

Skiathos

Y como todo llega... por fin Skiathos

Salimos de Orei con un viento mucho más favorable que el que nos hizo dar media vuelta el día anterior y fuimos haciendo las millas que nos separaban de Skiathos sin mayor novedad.

Ya con la isla a la vista y con la Pilot delante, en el último momento decidimos variar los planes y en lugar de dirigirnos al puerto nos quedamos en una calita que tenía una pinta maravillosa.



Es Kanapitsa, después sabríamos que se trata de una playa muy popular -y no cuesta entender por qué- entre los que pasan sus vacaciones por aquí.



No hay demasiado espacio para el fondeo por lo que es recomendable amarrar con un cabo a tierra y no es muy recomendable con vientos fuertes, pero había una buena previsión, había sitio... ¿quién se resiste a pasar un día en este entorno?



Desde Kanapitsa se puede ir a pie hasta la ciudad de Skiatos, pero es un buen paseo (vaya un pedazo de caminata) así que se puede optar por un taxi (precio fijo 10 euros) o un bote-bus (3 euros el pasaje)



Sonia y yo optamos por lo segundo. Me encantan los pantalanes hechos de cualquier manera que parece que se van a venir abajo sólo con un soplo de aire, y este era de esos

Puntual el busecito llegó a por nosotras y en un rato estábamos en la bulliciosa ciudad, inundada de gente, de bares, restaurantes, tiendas de souvenirs, tabernas, clubs fashion, tienditas de comida!! vamos, que no le falta de nada... de nada más que un poco de tranquilidad



A la vuelta -de nuevo con el barcobus- Johan vino a por nosotras hasta la playa.
Un lujo de servicio!




Skiathos ha sido -junto a Skopelos- nuestro puerto base durante este verano. De todas las Esporadas, es la única isla que tiene aeropuerto. Como ya comenté es una isla tremendamente popular entre los británicos y a diario veíamos aterrizar uno tras otro, aviones y más aviones: lineas regulares, low cost y hasta jets privados, que es lo que tiene ser un lugar "in".


A todo esto el muelle en el que se puede amarrar no es especialmente grande, la mitad del mismo está reservada a los barcos que se dedican a hacer paseos de día, así que no es extraño llegar y no encontrar sitio.
Entonces -según descubrimos- funciona bastante bien tener el teléfono del encargado del muelle , llamarlo y avisar de tu llegada y tras amarrar agradecerle en forma de euros su ayuda. A nosotros no se nos dan nunca bien estas historias: no tenemos gracia para hacernos con el teléfono y nunca sabemos qué es lo correcto dar como "propina".
En fin, que hemos ido trampeando como hemos podido.

Otra opción es ocupar una plaza en el pantalán flotante que es propiedad de varias compañías de chárter. En este caso hay que pedir permiso antes de echar el ancla a los chavales que se ocupan del lugar; no habrá problema -por ejemplo- si se trata de un martes pero es imposible si hablamos de un viernes!

Los charter se alquilan por semanas -normalmente- y si no coincides con un día de salida o llegada, hay espacio sin problemas; en caso contrario solo te queda el plan C: fondear.



Ya en la Pilot que utilizamos habíamos leído que no se podía fondear en el centro de la bahía, para evitar conflictos con los aviones

¿¿??

No lo entendimos demasiado hasta que estuvimos allí. La pista de aterrizaje empieza justo junto a la playa, al final de la bahía de fondeo, y los aviones -en la maniobra de aterrizaje- vuelan tan bajitos que existe el temor, yo creo que fundado, que se lleven por delante un mástil o que un mástil se lleve por delante el fuselaje de un avión!!




Pero a pesar de todos los inconvenientes (mucha gente, dificultades de amarre, muuuuucho ruido por las noches -hay discos que atruenan con la música hasta más allá del amanecer), la ciudad es PRECIOSA y en cuanto dejas atrás las dos primeras calles tocando la línea de mar puedes pasear con tranquilidad, rodeado de gatos (¡desde luego, esto sigue siendo Grecia!), puedes encontrar bares con vistas preciosas, terrazas que sirven unas jarras heladas de cerveza que te hacen perder el sentido...



Y para que veáis que realmente es un lugar en el que se puede encontrar de todo... un día amanecimos con un submarino en la entrada del fondeo!!!



Las excursiones de día ofrecían siempre una paradita en una playa de una isla cercana -Arkos- así que cuando definitivamente nos despedíamos de Skiathos, ya finalizada la temporada, nos regalamos un bañito en sus aguas y un paseo por la lengua de arena que sube hasta la cima.




Todavía nos queda mucho por ver... seguimos en ruta!

-------------------------------------------------------------------------------------
Información útil:

-*- os indicamos aquí un poco más claramente las posibilidades de amarre.el muelle que llamamos "publico" está en su parte norte reservado a los barcos que ofrecen paseos de día; justo en el extremo sur arriban los megaferries. Lo ideal pillar un sitio centradito. En cualquier caso funciona muy bien lo de la propinilla.

Hemos "sufrido" un desalojo forzoso porque había una boda de la jet y el muelle se reservaba para las supermotoras de los invitados durante todo el fin de semana.

Hemos visto como obligaban a desamarrar a 4 veleros porque llegaba un megayate de alguien de la familia Onassis.

Es por eso que me he permitido llamarlo "público" entre comillas.

El muelle de pescadores ofrece mejor resguardo pero está del todo prohibido amarrar ahí con el velero. Está reservado para los pescadores y para los barcos grandes de excursiones.



-*- Hay un par de tiendas de productos náuticos sin demasiado stock pero si estás de suerte o tienes tiempo para esperar que te traigan las cosas desde Atenas pueden solucionarte un problema

-*- Es sencillo repostar gasoil, hay pequeños camiones que pasan cada dos horas por el muelle; a estos mismos camiones deberás dirigirte si quieres cambiar tu botella de campingaz (normalmente sólo puede conseguirse gas griego, el de la botella azul oscuro)

-*- Hay servicio de agua y electricidad. ¿precio? bueno, depende un poco del día y del humor de Spiros; el promedio serían 8 euros por cada concepto.

-*- Hay buenos supermercados y uno de ellos (junto a capitanía) con servicio gratuito de transporte hasta el velero.

Si lo que buscas es ambiente, marcha y diversión... esta es tu isla!




ya tenemos dibujada la ruta 2011
¿te vienes unos días al barco naranja?

6 comentarios:

jose javier dijo...

Es espectacular y tras escuchar en la radio vuestro inicio aún tengo mas admiración. Lástima que mi mujer incluso en los cruceros grandes esté mareada desde el inicio hasta el fin. Y mi hija lo ha heredado. Animo y muchos años.

Anónimo dijo...

Que bonito Silvia,y que valor de dejarlo todo y cambiar de vida.Esta mañana te he oido en el programa de Isabel Gemio y la verdad es que he sentido verdadera envidia.Te deseo mucha suerte y si alguna vez voy a Grecia buscaré buestro ALOA.LUZ

Angel Hote dijo...

Te he oido por la radio y realmente pienso que es una suerte y es maravilloso el poder realizar y vivir tal y como desea uno.
Hasta me han entrado deseos de comprarme una caravana, jaja (es que soy más de tierra).
Besos.

silvia dijo...

Hola José Javier, gracias por el comentario. Entiendo perfectamente a tu mujer, yo me mareaba hasta de ver un barco! llevo el velero lleno de remedios para el mareo... Lo bueno es que navegar por el blog no tiene efectos secundarios!!!!

Luz... la verdad es que Rodas es precioso; eso sí, viajar en un velero es mucho más "acampar" que un gran crucero, pero todo tiene su gracia

Angel, qué gracia, estuvimos dudando entre una caravana y un velero!!! lo importante es ser feliz (o intentarlo con muchas ganas) y de momento no se nos da mal.

un beso a los tres

Rafael dijo...

Hola Silvia, yo tb te he escuchado por la radio y me ha gustado mucho tu intervención. Soy marino aunque ahora trabajo en puerto pero en verano navego en yates y veleros para quitarme el gusanillo. Llevo tres veranos seguidos por Grecia, uno de ellos en las Sporades y me ha parecido un paraiso. Si vuelves a Skopelos pregunta en Glossa por el Capitan Dimitris Mourialis.
De todas formas Grecia tiene mil lugares increibles.
Seguiré vuestra aventura y os digo que me dais una envidia tremenda. Buena mar y buen iento

Anónimo dijo...

Silvia, enhorabuena desde Badajoz(España), esta mañana he oído tus comentarios en onda cero y más concretamente en el programa de Isabel Gemio (paisana), debéis de estar pasando unos días inolvidables, saludos y feliz año nuevo. Antonio Ávila Fedez.